Jan 7, 2013

Populismo


Sigan insistiendo porque en algún momento seguro que sale bien:

El kirchnerismo, como otros populismos, vive de la ilusión política de que se puede generar una sensación de progreso interminable por la vía de la utilización irresponsable de los recursos públicos. El problema viene cuando el carro de la redistribución se queda sin alguna rueda.

Como señala Mauricio Rojas, profesor de Historia Económica en la Universidad de Lund, Suecia, en su obra Argentina: breve historia de un largo fracaso, los subsidios, como las prebendas, tienden a parecer insuficientes apenas son concedidos o conquistados. Siempre se pueden recibir muchos más y las necesidades insatisfechas se multiplican con una rapidez notable cuando se supone que hay un dador que tiene un poder mágico para generar riqueza a fuerza de voluntad. Cuando la fiesta se acaba surgen la frustración y el desengaño, la protesta y la desafección.

1 comment:

  1. Pan y Circo, el tema es que se acabó el pan...

    ReplyDelete

Note: Only a member of this blog may post a comment.