Feb 6, 2013

La situación de la economía argentina es extremadamente complicada


Pero no es nada que no se pueda solucionar con tiempo y decisión política para hacer las reformas estructurales necesarias.

Lo que más dudas me genera sobre el futuro del país es precisamente la parte de la decisión política. Todo indica que el consenso en Argentina es que hay que seguir insistiendo con el populismo clientelista en lo político y el corporativismo prebendario en lo económico.

Un amplio porcentaje de argentinos están convencidos de que para tener éxito en la vida no hace falta estudiar, esforzarse ni hacer las cosas cada día mejor. Es perfectamente posible tener una productividad boliviana e ingresos canadienses.

17 comments:

  1. Eso es lo que trasmiten los políticos para que no se altere el status crónico de clientelismo populista que tanto los beneficia (a ellos, no a los ciudadanos que ven degradados sus derechos).

    Por eso la mayoría de ellos reaccionan como si se le mostrara una cruz a Drácula, cuando se les menciona los valores del liberalismo.

    ReplyDelete
  2. Louis:

    Comparto todo lo que decís.

    Por eso soy pesimista de ver algo diferente. Lo más probable es que sigan variaciones dele mismo tema.

    Otros espejitos de colores, otros colores, probablemente un "estilo" gubernativo distinto, menos agresivo, pero se insistirá en el populismo, el corporativismo,el intervencionismo, el nacionalismo barato.

    Es lo que quiere la gente.

    ReplyDelete
    Replies
    1. No comparto. Nadie sabe qué es lo que quiere "la gente", entre otras cosas porque nadie se calienta en preguntarle. Me cuesta creer que un tipo que se gana la vida con su laburo, quiera que el Estado le quite el 75% de sus ingresos a cambio de nada.

      Lo que vos llamás "lo que la gente quiere" en realidad es lo que la corporación político/sindical le ofrece, y el votante tienen que optar por cosas que en realidad no ofrecen ninguna alternativa.

      ¿Qué propuesta política realmente transformadora, pero en serio, se presentó en los últimos tiempos y fracasó por falta de acompañamiento de la gente?

      Delete
    2. Si realmente existe una demanda no satisfecha de gran parte del electorado, ¿cómo es que no surge alguna alternativa para canalizarla? Por lo menos, llama la atención.

      Delete
    3. Yo cambiaría "lo que la gente quiere" por "lo que la gente compra". En la política y la economía todo se basa en las decisiones y éstas, gracias a Dios, siempre cambian según las circunstancias...

      Delete
    4. Respecto a tu pregunta Louis quizás haya una combinación de insatisfacción y de desencanto con TODA la clase política. No recuerdo que hubiera una alternativa tampoco en los años de De La Rúa y eso terminó reflejado en el "Que se vayan TODOS"...

      Delete
    5. Marcelo, ¿cuántos votos sacaría a nivel nacional un candidato/partido que proponga, por ejemplo, combatir la inflación dejando de emitir para financiar gasto público, con los recortes de subsidios, planes, plancitos y demás prebendas – incluido “Fútbol para todos” - que eso significaría?

      Delete
    6. Louis, yo creo que si ese candidato también propone (y es creíble) eliminar impuestos, tiene buenas chances de sacar muchos votos.

      ¿Por qué nadie sabe vender bien la idea de una argentina moderna? Tal vez porque necesitan aportantes para las campañas electorales, y esos aportantes suelen ser los grandes beneficiarios de las políticas clásicas que padecemos...

      Delete
    7. Vamos a ver si te entiendo bien, ¿la culpa del fracaso argentino es de la corporación política y no de la sociedad a) de donde salen y b) que los vota?

      Delete
    8. Vamos a ponerlo en estos términos: al final del apartheid sudáfrica estaba a un paso de una guerra civil. Pero no currió, sino todo lo contrario: hoy son un país democrático, con una economía bastante moderna y, si bien tienen muchos problemas, tienen una sociedad cada vez más integrada y que está avanzando.

      La pregunta es ¿los zulúes son tipos que la tienen muchísimo más clara que cualquier argento medio? ¿O la elite dirigente allá es infinitamente mejor que la nuestra?

      Delete

  3. Bueno, tal vez hablar de "la gente", sea una generalización, pero no veo, como dice Louis, una demanda de algo diferente.

    Especialmente de algo más racional, y esto se expresa en distintos ámbitos.

    Un ejemplo de ello es que millones de argentinos siguen recitando sobre las Malvinas, aquello que se les enseñó en la escuela primaria, dos o tres dogmas infantiles, que jamás se han cuestionado ni analizado a la luz de su vida y pensamiento adulto, y que vuelven a repetir cada vez que se utiliza el tema para distraer, pese a la dolorosa experiencia de la guerra a que llevó tal patriotismo escolar.

    No veo que se saque experiencia de ello, ni de experiencias sufridas en otros temas, como la economía, las instituciones, la Constitución. Se vuelven a repetir de modo prístino, como si fueran nuevos descubrimientos.

    Se nos repitió siempre que éramos un país más culto que los demás, mas "europeos", más "inteligentes", pero para mi, los valores que forjaron la mente de los argentinos, carecen del sentido común, de la educación cívica más básica, esa del inmigrante analfabeto que sin embargo sabia que hay que respetar a los demás, que las cosas no se consiguen sin esfuerzo, que no hay que robar y menos que roben los gobernantes, etc.

    Nos creímos superiores, pero hemos apoyado toda clase de experimentos populistas, económicos, sociales, de política internacional, que resultan increíbles por su irracionalidad, a ciudadanos de otros países, incluso de Latinoamérica.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pedro, yo espero sinceramente que el anónimo tenga razón, nada me haría más feliz. No se puede vivir sin esperanza.

      Pero siendo honesto, no noto el menor proceso de aprendizaje. Si hay un cambio tendrá lugar cuando no quede más remedio, como en los 90, y será por necesidad y no por virtud. No da lo mismo.

      Delete

  4. Ok, vamos a darle una chance a la esperanza ;)

    Los cambios por necesidad no perduran si no hay convencimiento. Ello vale no solo para el país, sino para instituciones, asociaciones, clubes.
    Un grupo puede producir increíbles cambios si está convencido del rumbo y lo aplica contra viento y marea, con firmeza y perseverancia. Incluso lo puede hacer un oportunista (Menem lo fue), pero si no hay internalizacion de los valores en los destinatarios de ese accionar, luego todo se desmantela como por arte de magia.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Lo de la esperanza lo digo por el anónimo.

      Delete

Note: Only a member of this blog may post a comment.